lunes, 30 de mayo de 2011

Exitoso relanzamiento de la emisora comunitaria la Brújula 93.4 F.M.


Con gran éxito y una asistencia de aproximadamente  500 personas, se realizó el día de ayer el relanzamiento de la emisora comunitaria la Brújula 93.4 FM y se conmemoró el mes de las madres en ciudad norte de Bucaramanga.



El evento inició a las 3:00 de la tarde y culminó a las 7 de la noche, el barrio  San Cristóbal  fue el escenario escogido para el festejo, entre adultos, niños, niñas y jóvenes se desarrolló la jornada, llena de sorpresas, alegría,  animadores y artistas voluntarios como: grupos vallenatos, rancheras, reggaeton, entre otros.


Esta fiesta es importante para el norte, porque la gente comparte, ayuda a que otras personas no le tengan miedo venir acá, que estos barrios no son tan peligrosos y que aquí la gente es alegre aseguró Elvira Pérez, madre participante del evento.


Entre los artistas invitados se encontraba Luís el cantor vallenato quien estremeció a ciudad norte con sus canciones y entre dedicaciones e interpretaciones felicitó a las madres asistentes y agradeció la acogida de su música en ciudad norte.


Por su parte Tatiana Solórzano Angulo directora de la emisora añadió: agradezco a  ciudad norte por acompañarnos en el relanzamiento de la emisora y la conmemoración de las madres, la emisora va a ser un espacio para todos en donde  podrán expresar sus opiniones, inquietudes, se  van a lograr cambios positivos en la comunidad trabajando las problemáticas actuales, como la violencia, resolución pacífica de conflictos, defensa de derechos humanos, fortalecimiento de identidades culturales y sociales entre otras.


Finalmente se logró uno de los objetivos de la emisora que es integrar, informar y educar de una manera amena, se impulsó el talento local como al rapero Marvin Hagler Mora, asimismo se consiguió la participación activa  y voluntaria de los miembros de la comunidad.






jueves, 26 de mayo de 2011

Relanzamiento de la emisora comunitaria la Brújula 93.4 FM y celebración del mes de las madres



El próximo 29 de Mayo se realizará el relanzamiento de la  Emisora Comunitaria la Brújula 93.4 FM, de la mano con la conmemoración del Mes de las Madres en ciudad norte de Bucaramanga.

El evento iniciará a las 2:00 de la tarde y culminará a las 5, se contará con la participación de reconocidos artistas como: Coraza, Luís el  Cantor Vallenato, Michel la Rancherita de Oro, Junifero y los Jornaleros entre otros.

Expertos de su aporte a la educación, al arte y la cultura, será grato contar su presencia, por lo que agradecemos desde ya su favorable acogida.
 


Senado aprobó la ley de víctimas. Esta es la conciliación que viene ahora


Foto: Prensa, Mesa Nacional de Víctimas

El proyecto de ley de Víctimas fue aprobado en tiempo récord en la plenaria del Senado. Con la presencia del noventa por ciento de los senadores, antes de las 8 y 30 de la noche, el Senado había votado en bloques esta histórica ley.



El debate transcurrió sin muchos incidentes, salvo el de una carta enviada por el Ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, con algunas precisiones sobre la viabilidad fiscal de la ley y que llegó cuando apenas Juan Fernando Cristo estaba presentado la ponencia. El senador Juan Lozano pidió claridad sobre esas objeciones en las que el MinHacienda quería “curarse en salud”, pero se decidió sumar esa discusión a la del articulado, lo que al final nunca ocurrió. Al contrario, al final el ministro Echeverry envió una notificación al Senado en la que avalaba el proyecto y decía que se ajustaba a la “disciplina fiscal vigente”.

Aunque es mucho el camino que se ha logrado recorrer, aún falta un último paso para que se convierta en ley de la República: la conciliación entre el proyecto aprobado en la Cámara y el proyecto aprobado en el Senado, que tienen varias diferencias sustanciales. El miércoles Armando Benedetti, presidente del Senado, nombrará a los conciliadores y se espera que Carlos Alberto Zuluaga, el presidente de la Cámara, haga lo propio.

Este debate entre los conciliadores será decisivo, pues es la última oportunidad para quienes todavía pretenden ampliar más los alcances de la Ley y también para quienes se oponen a la ley y quieren hundirla. Y los temas que están por conciliar no son pequeños. Estos son:

1 La definición de víctima. En la Cámara de Representantes se acordó que víctima serían aquellos que hubieran sufrido un menoscabo de sus derechos fundamentales por hechos ocurridos a partir de 1991 como consecuencia de infracciones al Derecho Internacional Humanitario o las normas internacionales de derechos humanos. Cubría al cónyuge, compañero o compañera permanente y familiar en primer grado de consanguinidad, o primero civil de la víctima directa, cuando a ésta se le hubiere dado muerte o estuviere desaparecida. Mientras que en el Senado se definió que víctima es aquella que haya sufrido menoscabo de sus derechos fundamentales por el “conflicto armado” y por  hechos ocurridos a partir del primero de enero de 1985. Se aclara que la condición de víctima no se pierde cuando los victimarios sean capturados, judicializados o condenados y aun si hay vínculos familiares entre los dos. Se calcula que serán cuatro millones las víctimas que tendrán derecho a la reparación económica y la restitución de sus tierras.

2 La aclaración de que existe un conflicto armado. Este punto se volvió el más polémico durante el último debate después de que desde Presidencia decidieran meter una frase aclarando que en Colombia había conflicto armado. Era una precisión innecesaria desde el punto de vista técnico (más no político por la diferencia que marcaba frente al discurso de Uribe de negar que hubiera conflicto armado interno en cambio de una amenaza terrorista) pero dio pie para que los uribistas dieran una dura pelea. Al final, quedó incluido que es un conflicto armado y se agregó que eso no significaba un reconocimientno de estatus de beligerancia a la guerrilla. Esta última también es una aclaración innecesaria y sin ningún efecto práctico. Pero ambas se tendrán que conciliar.

3 La fecha. Esta es quizás la diferencia más significativa y es que mientras el proyecto de la Cámara reconocía las víctimas desde 1991, en el Senado; la Cámara se fijó como fecha de corte 1985 para la reparación administrativa de las víctimas y 1991 para la restitución de las tierras despojadas por los violentos o abandonadas. Además, se incluyó un artículo que reconoce el derecho a la verdad, la reparación simbólica y garantías de no repetición para todas las víctimas del conflicto antes del primero de enero de 1985.

4 La institucionalidad. En el Senado cambiaron el texto aprobado en la Cámara, que encargaba del tema de reparación de víctimas a Acción Social, y decidieron convertir esta entidad en el Departamento Administrativo para la Inclusión y la Reparación, que estará adscrito a la Presidencia, con presupuesto y autonomía propia. En la junta directiva de ese nuevo organismo tendrán asiento los representantes de las víctimas. Y, para reemplazar en el término de un año a la actual Comisión Nacional de Reparación y Restitución, se decidió crear una Unidad Administrativa Especial, integrada por siete altos funcionarios del Estado, encabezada por el Presidente o su delegado. 

5 El contrato de transacción. En el Senado se introdujo una figura nueva que no está en el texto aprobado en la Cámara denominada contrato de transacción –defendida por el Presidente Juan Manuel Santos, con base en el modelo turco– según la cual las víctimas pueden escoger entre dos caminos: recibir su indemnización administrativa, que será equivalente hasta 20 millones de pesos y conservar su derecho de acudir a la reparación judicial; o, recibir una indemnización mayor (se habló de tres veces la indemnización pero no se llegó a una cifra) y a cambio firmar con el Estado un ‘contrato de transacción’ en el que renucian a demandar otra reparación del Estado por la vía judicial. En la Cámara lo que había era una aclaración de que de cualquier reparación judicial se restaría la indemnización que ya se había hecho por vía administrativa.

6 La responsabilidad de los financiadores. En el proyecto en el Senado se incluyó que las empresas y funcionarios públicos que financiaron grupos ilegales deben reparar a sus víctimas. Pero no dentro del mismo proceso administrativo de reparación, como quedó aprobado en la Cámara, sino como un incidente de la justicia ordinaria, aunque sin exigir que se individualicen las víctimas. En cambio, se beneficiarían todas las víctimas del bloque que financiaron.

7 La doble instancia. En el Senado se incluyó una rama especial de la justicia que hará una especie de doble instancia que no existía en la Cámara, según la cual los casos de restitución serán tramitados por jueces de circuito designados por el Consejo Superior de la Judicatura para que se encarguen exclusivamente de la investigación, pidan pruebas, etc. Cuando no haya un tercero poseedor de buena fe, serán los mismos jueces de circuito quienes decidan en una sola instancia. Cuando haya oposición, los jueces del distrito instruirán el caso pero serán los tribunales superiores los que resolverán el pleito. Y habrá, en todo caso, un recurso extraordinario de revisión que estará en manos de la Corte Suprema de Justicia. En conclusión: habrá una sola instancia, pero con dos filtros.

8 Mecanismo de revisión excepcional. Se creó un mecanismo en el Senado –que no estaba contemplado en la Cámara, pero que fue negociado con los uribistas– para que en casos excepcionales, cuando la Procuraduría, la Defensoría o el Ministerio de Defensa tengan dudas sobre la calidad de víctima de una persona que esté pidiendo la reparación, puedan pedir la revisión del caso ante el Comité Ejecutivo de la Reparación. Este comité estará integrado por el Presidente de la República, los Ministros de Hacienda y del Interior, el director de Planeación, el director de la entidad que reemplaza a Acción Social y el director de la Unidad Especial de Reparación o sus delegados. Esto, en teoría, permitiría que si el Ministerio de Defensa ve que una ‘falsa’ víctima está alegando haber sido agredida por un miembro de la Fuerza Pública, pueda pedir la revisión del caso.

9 Creó un centro de memoria histórica. Se crea un Centro de Memoria Histórica que diseñará, creará e implementará un Programa de Derechos Humanos y Memoria Histórica, que tiene como propósito el acopio, preservación y custodia de los materiales que recoja o, de manera voluntaria, sean entregados relacionados como temas relacionados con las violaciones dentro del marco del conflicto armado.

10  Daño en cambio de menoscabo. Mientras que el proyecto de la Cámara hablaba siempre de ‘menoscabo’ a las víctimas, el proyecto del Senado habla de ‘daño’. Es una diferencia de sintaxis, pero originalmente el Ministerio de Hacienda le había dado mucha relevancia porque consideraba que tenía efectos fiscales. Al final, se cambió por daño para que fuera menos ambiguo. Eso también se tendrá que conciliar.

NOTA DE LA SILLA VACÍA

lunes, 16 de mayo de 2011

Pronunciamiento de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos sobre el reconocimiento del conflicto armado interno en Colombia


Bogotá, D.C. 10 de mayo de 2011
“El reconocimiento del conflicto armado interno por parte del Presidente Santos nos parece positivo y acertado.  Al reconocer la situación fáctica de que en Colombia existe un conflicto armado interno, el gobierno colombiano facilita la interlocución con la comunidad internacional sobre este tema y reivindica las víctimas del conflicto", expresó Christian Salazar Volkmann, Representante en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Internacionalmente, este reconocimiento facilita un diálogo franco y constructivo.  Permite utilizar términos comunes para referirse a la situación del país y contribuye a la aplicación efectiva de la protección internacional, como los mecanismos adoptados en las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre protección de la niñez y la mujer en conflictos armados.

En el plano nacional, este reconocimiento refuerza la necesidad de situar en el centro de las consideraciones del Estado la satisfacción de los derechos de las víctimas, así como de sus necesidades humanitarias, facilitando la adopción de un marco adecuado de protección.

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos resalta que la existencia de un conflicto armado interno es una situación fáctica que no depende de reconocimientos políticos. Como se deriva de las Convenciones de Ginebra sobre conflictos armados y sus Protocolos adicionales, los conflictos armados internos son enfrentamientos armados prolongados que ocurren entre fuerzas armadas gubernamentales y fuerzas de uno o más grupos armados con un nivel mínimo de intensidad y cuyas partes poseen una mínima organización.

La negación o el reconocimiento del conflicto armado por parte de diversos gobiernos colombianos no ha cambiado la naturaleza de la situación y la persistencia del conflicto en Colombia.  El reconocimiento del conflicto armado interno por parte del Presidente Santos no otorga ninguna legitimidad moral o política a los grupos armados ilegales. Tampoco cambia la exigencia de que aquellos que participan directamente en las hostilidades respeten el derecho internacional humanitario, cuyo objeto principal es la protección de la población civil.

El mandato de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos desde hace 13 años parte de la existencia de un conflicto armado interno.  En este contexto llevamos a cabo una observación sistemática y analítica de violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario; ofrecemos una asesoría y cooperación para contribuir a superarlas, fortaleciendo la prevención y la sanción cuando ocurran; y contribuimos a un mayor conocimiento y apropiación de los derechos humanos a través de nuestra comunicación pública.


viernes, 13 de mayo de 2011

CARTA ABIERTA A PROPÓSITO DEL DÍA INTERNACIONAL DE OBJECIÓN DE CONCIENCIA


Este domingo 15 de mayo se celebra el DÍA INTERNACIONAL DE OBJECIÓN DE CONCIENCIA, fecha establecida desde la reunión de 1985 del Encuentro Internacional de la Objeción de Conciencia (International Conscientious Objectors' Meeting – ICOM).

La Objeción de Conciencia es una actitud libre, individual y colectiva, de oposición y de rechazo frente a una cultura de violencia y a una estructura de dominación y poder. Es esencial al ser humano. Se convierte en derecho y elemento dinamizador en la reproducción de la vida. Es un componente activo en toda sociedad verdaderamente plural, capaz de romper con cualquier intento homogenizador. Es una posición consciente en contra del autoritarismo.

Para conmemorar esta fecha, el grupo de Jóvenes Objetoras y Objetores de Santander y Norte de Santander, junto a la Corporación Compromiso, Acción Colectiva de Objetores y Objetoras de Concinecia de Bogota (ACOOC), Servicio Paz y Justicia del Ecuador (SERPAJ-E) la agencia CIVIS de Suecia y auspiciado por el Servicio de Desarrollo de las Iglesias Protestantes de Alemania (EED) y el Servicio Civil para la Paz del Ministerio Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), hemos optado por el rechazo a todas las formas de violencia, la militarización de la vida civil, el reclutamiento por cualquier grupo armado. En definitiva, nuestra opción es por la paz y por la vida, la misma que nos ha impulsado a organizarnos para exigir el derecho fundamental a la Objeción de Conciencia al servicio militar obligatorio, derecho que ha sido tutelado por el ente encargado de salvaguardar nuestra Constitución Política y en general todo nuestro ordenamiento interno, la Corte Constitucional con su sentencia C-728 de 2009. Sin embargo ha de aclararse que desde mucho antes la Objeción de Conciencia era un derecho fundamental debidamente incorporado a la normativa colombiana, basta recordar que desde la década del ochenta, las Naciones Unidas han avalado y protegido este derecho.

En virtud de todo lo anterior, los objetores de conciencia de nuestra región hemos adelantado varias acciones para difundir el conocimiento de este derecho fundamental y para evitar que más jóvenes se sumen a las filas de la guerra, la violencia, el autoritarismo, el machismo y demás maquinarias de muerte.

Invitamos a las autoridades regionales a que velen por el impulso y respeto de este derecho fundamental y a la ciudadanía en general a que se sume y respalde esta iniciativa por la vida. Este domingo 15 de mayo, en el parque de La Joya, Carrera 1ra Occidente con Calle 36 a las 11:00 a.m. iniciaremos con la recolección de firmas a favor de la Objeción de Conciencia y daremos lectura a la declaración suscrita el pasado 17 de abril en la ciudad de San Gil por el grupo de objetores y objetoras de Santander y Norte de Santander y las organizaciones acompañantes de este proceso.


Atentamente,
GRUPO DE OBJETORES Y OBJETORAS DE SANTANDER Y NORTE DE SANTANDER Y LA CORPORACIÓN COMPROMISO                      
 
EDUARDO RAMÍREZ GÓMEZ                           
Director Ejecutivo - Corporación Compromiso                        

BERTRAM DOLL
Coordinador del Proyecto de Noviolencia Activa y Objeción de Conciencia
Cooperante Internacional - Corporación Compromiso
                                                                     
Anexo:
Declaración de Objeción de Conciencia a la guerra y el servicio militar realizada por jóvenes de Santander y Norte de Santander (sigue el enlace: http://objecionbucaramanga.blogspot.com/2011/04/mi-vida-es-sagrada-y-yo-decido-que.html)

Con copia a:
-          Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos,
Sub-Oficina Bucaramanga
-          Defensorías Regionales de Santander y Norte de Santander
-          Oficina de Reclutamiento de la Quinta Brigada Ejercito Nacional
-          Procuradurías Regionales y Provinciales de Santander y Norte de Santander
-          Gobernaciones de Santander y Norte de Santander
-          Alcaldías, Personerías y Consejos Municipales de Juventud en Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta, Girón, San Gil, Barrancabermeja, San Alberto, Cúcuta, Los Patios, Villa del Rosario
-          Organizaciones Nacionales e Internacionales de Derechos Humanos
-          Embajada Alemana
-          Embajada Sueca
-          Organizaciones Juveniles
-          Universidades y Colegios
-          Partidos Políticos y Congresistas
-          Medios de comunicación

Manual de buenas prácticas de periodismo sobre los derechos de las víctimas y reintegración basada en comunidades.


Con la presencia de la Vice Procuradora General de la Nación, Martha Isabel Castañeda, el Defensor Nacional de Pueblo, Volmar Pérez Ortiz, el Jefe de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo Miguel González y el Representante Residente del PNUD y Coordinador del Sistema de las Naciones Unidas en Colombia, Bruno Moro, se presentó el Manual de Buenas Prácticas de Periodismo: derechos de las víctimas y reintegración basada en comunidades.

El manual es uno de los resultados de la estrategia de comunicación del Fondo de Justicia Transicional, Programa Promoción de la Convivencia que es una iniciativa conjunta entre la comunidad internacional y las instituciones colombianas para impulsar procesos de verdad, justicia, reparación y reconciliación.

Este documento es el producto de una larga serie de encuentros y talleres realizados durante el 2009 y 2010, en los que Programa propició espacios de diálogo y análisis sobre el cubrimiento de noticias relacionadas con el conflicto, el restablecimiento de los derechos de las víctimas y la reintegración basada en comunidades. En estos espacios participaron más de 500 comunicadores entre directores de medios, responsables de información, redactores, editores, reporteros y periodistas, pertenecientes a 15 departamentos, 2 subregiones y Bogotá  y  aportaron sobre sus prácticas, dificultades y formas de cubrir las noticias relacionadas con el conflicto.

“Desde el PNUD creemos firmemente que los medios de comunicación juegan un rol vital para la construcción de la paz; que pueden hacer gala de una responsabilidad social que requiere ser estimulada y acompañada. El derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación pueden y deben ser titulares en cada noticia sobre el conflicto”, así lo manifestó el representante residente de las Naciones Unidas, Bruno Moro.
  Los comunicadores asistentes al lanzamiento socializaron cómo desde el ejercicio diario de su profesión se trata de dignificar a las víctimas pese a las dificultades que el periodista enfrenta para cubrir las noticias relacionadas con la violencia, sobre todo desde el periodismo regional. Valoraron el manual como un instrumento práctico de trabajo que les será de gran ayuda en su trabajo y, especialmente, que haya sido construido reconociendo su contexto y sus aportes.

Por su parte, el Doctor Volmar Pérez, Defensor Nacional del Pueblo, señaló que el manual de buenas prácticas contribuirá de manea invaluable a que la información se construya y transmita con precisión, evitar equívocos conceptuales y a que el periodista visibilice a las víctimas como sujetos de derecho.

Desde el Fondo de Justicia Transicional, se estima que este manual sea una herramienta útil y práctica para el periodista, para que la información que se brinde sobre el conflicto pueda tener un enfoque de construcción de paz, se centre en los derechos de las víctimas y contribuya a su dignificación e incluso a su reparación simbólica.

Andrés E Patarroyo Parra Responsable de Comunicaciones Fondo de Justicia Transicional PNUD: Programas Promoción de la Convivencia y  Fortalecimiento a la Justicia Carrera 12 No. 90 - 19 Piso 6 Tel: (571) 257 3650 Ext. 114 Móvil 316 4661379 www.programapromociondelaconvivencia.org  Bogotá, Colombia