domingo, 21 de junio de 2015

Las deudas de Hidrosogamoso



Por: María Luna
Fotografía:  Hydamis Acero
A principios del 2009 Isagen inició la construcción de Hidrosogamoso, una central hidroeléctrica que actualmente opera en el departamento de Santander y que le ha causado múltiples impactos ambientales y sociales a las comunidades de la región.

 Desde la propuesta de este megaproyecto, con el que se espera generar el 10% de la energía que consume el país, el mismo se presentó como un activo fundamental para atraer a más postores para la controvertida venta del porcentaje de Isagen que le pertenece la nación, venta que actualmente continúa debatiendose.

 El proyecto también integraba un Plan de Manejo Ambiental, el cual prometía 21 programas para atender los impactos sociales y medioambientales que causaría. Sin embargo, a la fecha, muchos de esos programas se quedaron en promesas incumplidas.

 Las afectaciones que Hidrosogamoso causó al medio ambiente y a la población son preocupantes. Ante esos daños e incumplimientos, durante los meses posteriores al inicio del proyecto los habitantes conformaron el Movimiento Social en Defensa del Río Sogamoso, plataforma desde la cual han realizado diversas acciones para denunciar los daños y reclamar su debida reparación. Empero, tanto Isagen como la Gobernación de Santander han ignorado sus reclamos o han ofrecido respuestas negativas.

 El deterioro de fuentes hídricas por el vertimiento de materiales de construcción y el incumplimiento de la licencia ambiental, la desaparición de especies animales y vegetales, la aparición de olores fétidos que ahora causan enfermedades cutáneas y respiratorias a los habitantes, la migración de animales a fincas aledañas y la muerte de otros por inanición hacen parte de los daños que sufrió el medio ambiente.

 Desde que el Ministerio de Ambiente le otorgó la licencia ambiental a Isagen para ejecutar el proyecto (Resolución 0476 del 17 de mayo de 2000), ésta adquirió la obligación de remover la materia orgánica almacenada en el embalse. No obstante, su incumplimiento causó la putrefacción de la misma, generando los olores repugnantes que actualmente afectan a la población. Esa afectación fue confirmada por el Tribunal Administrativo de Santander, que el 27 de marzo de este año ordenó a Isagen la remoción total de la materia orgánica.

Sin embargo, el daño al río es aún más grave. De acuerdo al estudio que realizaron investigadores de la Universidad Santo Tomás, aguas abajo –las aguas que están después del muro de la presa–, la saturación de oxígeno arrojó resultados inferiores al 18%, lo que indica que el agua no es apta para consumo ni para el contacto físico, pues para ello necesita tener un porcentaje mayor al 70%. Otro dato preocupante que ofrece el citado informe es la concentración de oxígeno disuelto, pues aguas abajo los resultados son inferiores a 1,5 mg/L, cuando la licencia ambiental establece que debe estar por encima de 4 mg/L. Por si fuera poco, frente a los malos olores que expide el río, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales del sector El Peaje no funciona, lo cual empeora los olores y la calidad del agua.

Así las cosas, los habitantes del área de influencia de Hidrosogamoso han sido los mayores afectados, pues su salubridad y sus condiciones de vida cambiaron radicalmente desde 2009. La contaminación del río no solo les ha causado enfermedades cutáneas y respiratorias, sino que también ha deteriorado fuentes hídricas como Caño Doradas, del cual toma agua el ganado que se encuentra aguas abajo. También ha alterado la pesca, la agricultura, la minería y el comercio independiente, actividades que les brindaban a los habitantes su sustento económico desde generaciones anteriores. De acuerdo al estudio realizado durante el mes abril de este año por la Misión de Verificación, conformada por 10 organizaciones académicas, sociales y jurídicas, el secado del río durante el llenado del embalse disminuyó la presencia de más de 16 especies y la calidad del río, pues los bajos niveles de oxígeno que presenta no permiten el desarrollo de los peces. Muestra de ello son los peces descompuestos que se encuentran ahora en el río. Además, el bajo nivel de las aguas causó la muerte de miles de peces, tal como lo reconoció Óscar Gutiérrez, funcionario de la Vicepresidencia de la República.

El impacto medioambiental se agrava por los gases tóxicos y de efecto invernadero que produce la putrefacción de la materia orgánica en el río, pues éstos generan una alteración en el clima. De acuerdo a la comunidad, la temperatura de la zona presenta cambios drásticos, lo cual ha afectado la agricultura y ha causado la aparición de plagas que perjudican los cultivos. Todas estas afectaciones a las actividades económicas se han traducido en pérdidas para los habitantes, quienes ahora no pueden comercializar el pescado ni los productos de sus cultivos.

Para prevenir todos estos perjuicios, Isagen diseñó el Plan de Manejo Ambiental y, en su componente social, se comprometió al “restablecimiento de las condiciones de vida de la población a trasladar”, a la “mitigación y compensación por la posible alteración de los usos del río Sogamoso”, al “apoyo a la salubridad pública” y a la “atención a percepciones de la comunidad sobre las condiciones climáticas en el área del embalse”.

Sin embargo, según el informe de la Misión de Verificación, todo lo anterior ha sido incumplido  e, innegablemente, las condiciones de vida de los habitantes sí tuvieron un retroceso. Las tierras que les adjudicaron a muchos resultaron infértiles, a otros los timaron entregándoles 3 hectáreas cuando les habían prometido 5 y a otros, como los pescadores y jornaleros de aguas arriba –las aguas que están antes del muro de la presa–, no los incluyeron en los planes de reparación y reubicación. Por otro lado, algunos de los habitantes de aguas abajo se han visto en la necesidad de consumir aguas lluvias porque los acueductos que debían construirse, de acuerdo con la licencia ambiental, no se han concretado aún o son insuficientes. Adicionalmente, aunque Isagen se ha comprometido a atender las inquietudes de las comunidades, la respuesta que han recibido estas últimas ante sus reclamos han sido frecuentes amenazas, incluso, después del asesinato de 6 integrantes del Movimiento Social en defensa del Río Sogamoso, muchos se intimidaron y desistieron de seguir abogando por sus derechos.

Las deudas que Isagen tiene con las comunidades por Hidrosogamoso son múltiples. La empresa, a través de un discurso basado en la ganancia económica que significa el proyecto para el país, intenta excusar, e incluso legitimar el deterioro de las condiciones de vida de esta parte de la población santandereana y la destrucción de los ecosistemas de la región. Las denuncias de la comunidad no deben confundirse con reclamos ilusorios que pretendan retroceder el proyecto, éstas, más bien, son llamados razonables a la responsabilidad social de Isagen, para que no continúe con esa lógica netamente extractiva bajo la cual prevalece el lucro y se desentiende las afectaciones causadas. Esto requiere un trabajo mancomunado de entidades como la Gobernación de Santander, las Alcaldías municipales, la Procuraduría y además, de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), que ha sido sumamente complaciente con Isagen y sus ‘investigaciones’ sobre los incumplimientos de la empresa han resultado mediocres. Es indispensable y urgente que Isagen cumpla sus promesas y repare a la población como es debido.

Acotación: El geólogo Jaime Suarez Díaz, fundador de la Sociedad Santandereana de Geotecnia, manifestó que la represa de Hidrosogamoso tuvo que ver con el temblor que sacudió a Bucaramanga el 10 de marzo. Su afirmación no debe soslayarse, pues  las represas construidas en China, Grecia y Zambia también aumentaron la actividad y magnitud de los sismos.


DENUNCIA PÚBLICA: EL GOBERNADOR DE SANTANDER SE NIEGA A INTERLOCUTAR CON AFECTADOS POR HIDROSOGAMOSO ENCADENADOS EN LA PUERTA DE LA GOBERNACIÓN Y ENVÍA AL ESMAD PARA DESALOJARLOS FORZADAMENTE.




MOVIMIENTO SOCIAL EN DEFENSA DEL RÍO SOGAMOSO

HECHOS
El día 18 de junio de 2015, los afectados por Hidrosogamoso que se encuentran frente a la Gobernación de Santander cumplieron 3 meses de estar exigiendo al Estado colombiano y a ISAGEN la reubicación y reparación integral  por la pérdida de sus actividades económicas de subsistencia y por el daño ambiental causado a su territorio.

En vista de la comisión de las autoridades públicas de atender estas exigencias durante el trascurso de estos 90 días de desplazamiento, los afectados decidieron realizar un acto simbólico para conmemorar el ecocidio del río Sogamoso ocurrido el 8 de junio de 2014 cuando ISAGEN cerró las compuertas de la represa para el llenado de la misma. Igualmente estaban exigiendo que después de 3 meses era justo que el Gobernador de Santander diera la cara y se pusiera al frente de la situación. Sin embargo, en vez de ocurrir lo anterior, el Gobernador Richard Aguilar dio la orden de cerrar las puertas de la Gobernación, no atender las reclamaciones y utilizar al ESMAD para intimidar y desalojar a los manifestantes. Indignados por esta actitud, los afectados decidieron encadenarse a la Gobernación de Santander hasta tanto no fueran atendidos por el Gobernador.

El día 19 de junio del presente año, a las 6:30 am, el grupo del ESMAD requerido por el Gobernador, procedió a realizar el desalojo de los afectados sin tener en cuenta que la mayoría de las personas son adultos mayores y mujeres de avanzada edad. El procedimiento adelantado por el ESMAD violentó el derecho fundamental a la protesta social y a la libertad de expresión, en tanto que, mediante actos amenazantes y por la fuerza retiraron a los protestantes, aún sin estar obstruyendo el espacio público o la entrada a la Gobernación de Santander, la cual fue cerrada por ellos mismos el día de ayer en horas de la mañana.

Por lo anterior, RESPONSABILIZAMOS  a:
Al Estado Colombiano en cabeza del señor JUAN MANUEL SANTOS CALDERON, a la Gobernación del Departamento de Santander en Cabeza de Richard Aguilar Villa, a los agentes del ESMAD vinculados en esta nueva acción de arbitrariedad,  por las violaciones cometidas a los derechos fundamentales a la protesta social y a la libertad de expresión de los afectados por Hidrosogamoso que fueron desplazados de sus territorios y que permanecen hace más de 3 meses en el parque García Rovira de Bucaramanga.

EXIGIMOS, Al Gobernador de Santander Richar Aguilar Villa que, ordene el cese de las acciones amenazantes por parte de la Fuerza pública y proceda a interlocutor directamente con las comunidades afectadas por el proyecto Hidrosogamoso.

SOLICITAMOS:A LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO QUE:
En el marco del cumplimiento de sus funciones constitucionales y legales, realicen el acompañamiento y la asistencia necesaria para que no se presenten hechos que puedan comprometer y vulnerar derechos fundamentales tan sagrados como los anteriormente mencionados.

HACEMOS UN LLAMADO A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES, POPULARES Y DE DERECHOS HUMANOS A SEGUIR ALERTA FRENTE A ESTA LAMNETABLE SITUACIÓN DE DERECHOS HUMANOS QUE ESTÁN SUFRIENDO LOS AFECTADOS POR HIDROSOGAMOSO.

¡Aguas para la vida, NO para la muerte!
MOVIMIENTO SOCIAL EN DEFENSA DEL RÍO SOGAMOSO


viernes, 19 de junio de 2015

Desalojados a la fuerza comunidades afectadas por el proyecto Hidrosogamoso que realizaban plantón pacífico frente a la gobernación de Santander.



Tres meses han permanecido frente a la gobernación y el gobernador Richard Aguilar no ha querido atenderlos. 

Desde el 6 de marzo de 2015  las comunidades de las  veredas de San Juan de Río Sucio del Municipio Sabana de Torres, Cascajera de Barrancabermeja, Casa de Barro, Tienda Nueva, El Peaje, La Playa y Peña Morada de Betulia y Marta de Girón. Desplazadas por la construcción del proyecto Hidrosogamoso de la empresa estatal ISAGEN. Se movilizaron llegando a Bucaramanga el 18 de marzo. Desde esta fecha mantienen un plantón frente a la  gobernación de Santander. Estas comunidades afectadas por el proyecto llevan 3 meses intentando hablar con la gobernación de Santander para exponer su caso y recibir apoyo y soluciones verdaderas por la afectación sufrida. En respuesta esta mañana del 19 de junio de 2015 la policía los desalojó por la fuerza, sin respetar la presencia de niños mujeres y ancianos que forman parte de estas comunidades.