miércoles, 30 de noviembre de 2011

En circulación el boletín Víctimas y Derechos correspondiente al mes de diciembre de 2011



10 de diciembre día internacional de los derechos humanos

Homenaje a las víctimas  por verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos.

En Colombia a partir de la ley 1448 del 10 de junio de 2011 de reparación de víctimas y restitución de tierras se ha tomado el 10 de diciembre como el día  para rendir un homenaje a las víctimas del conflicto armado en Colombia, además este día las Naciones Unidas celebra la declaración  universal de los derechos humanos.

La esperanza de reconstruir un país en paz y sin violencias, de reparar los daños causados a millones de personas, de respetar la dignidad de su memoria y su derecho a la justicia y a la verdad; son los elementos orientadores del movimiento de víctimas para hacer de este día una declaración de principios y voluntades a favor de la paz y los derechos humanos de todos y todas los colombianos.

El comité departamental de organizaciones de víctimas del conflicto armado en Santander con el apoyo de la Corporación Compromiso, Redepaz, IMP y el Programa de promoción de la convivencia PNUD , levanta este día una amplia convocatoria a las víctimas y sus organizaciones, al movimiento de paz y ddhh,  para adelantar un acto de conmemoración por la dignidad y los derechos a la verdad, la justicia y la reparación integral y la exigencia de garantías de no volver a atentar contra ellas, nunca más la repetición de esta violencia.

El 10 de diciembre en el hotel La Triada, salón Flamingo  a partir de las 8 a.m. ( Hotel La Triada Cra. 20 # 34 - 22  Bucaramanga – Colombia)  se invita al homenaje a las víctimas; acto que contará con la participación de la Oficina regional de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, las autoridades e instituciones regionales y el PNUD.

Un acto cultural, una declaración en este día de homenaje a  las víctimas y un acto simbólico acompañarán el compromiso de las autoridades para ratificar su voluntad de respetar e implementar acciones y políticas a favor de las víctimas en los próximos gobiernos que se instalan el 1 de enero del 2012. Será una exigencia a los poderes públicos, a los futuros alcaldes y gobernadores, al ministerio público, la defensoría del Pueblo, y en general a las instituciones,  para el cabal cumplimiento de sus responsabilidades con las víctimas, hacer ciertos los derechos consignados en la ley 1448 de 2011.

Preámbulo de la declaración universal de derechos humanos.
“Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana; Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias; Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;”
 Aparte de la declaración universal de ddhh de ONU.
 

martes, 29 de noviembre de 2011

La corporación Compromiso rechaza asesinato de 4 miembros de la Fuerza Pública por parte de las FARC-EP


Comunicado.
La Corporación Compromiso rechaza asesinato de 4 miembros de la Fuerza Pública por parte de las FARC-EP

La Corporación Compromiso rechaza enérgicamente el asesinato de 4 miembros de la Fuerza Pública, quienes llevaban más de 10 años secuestrados por la guerrilla de las FARC-EP y expresa su solidaridad y condolencias a las familias de las víctimas.

Los nombres y rangos de los  cuatro miembros de la fuerza pública asesinados son: el mayor Elkin Hernández Rivas, el coronel Edgar Yesid Duarte Valero, el cabo José Libio Martínez y el intendente Álvaro Moreno. Según informe del Ministerio de Defensa,  fueron encontrados muertos en un campamento del grupo guerrillero en la zona rural del municipio de Solano, Caquetá. El sargento de la policía Luis Alberto Erazo, quien se encontraba dentro del grupo, logró sobrevivir.

Rechazamos en general los hechos y las circunstancias que terminaron con la ejecución de los secuestrados en lo que parece haber sido un fallido intento de rescate por parte de la Fuerza Pública. Insistimos en la necesidad de lograr el retorno a la libertad de todos los secuestrados a través de un acuerdo humanitario que ponga fin a este escenario de degradación y muerte.

Estos crímenes reflejan una total falta de humanidad, provocan una terrible tristeza en el pueblo colombiano y produce dolor profundo en los familiares de estos cuatro miembros de la fuerza pública que anhelaban verlos retornar con vida al seno de sus hogares.

La Corporación Compromiso, de acuerdo con los familiares de los secuestrados y de muchas voces que se levantan en Colombia, hace un nuevo llamado a las FARC –EP para que liberen a todos los secuestrados y al Gobierno Nacional para que no insista en el rescate militar que pone en inminente riesgo la vida de estas personas que ya de hecho, han tenido que sufrir largos años de cautiverio.

Creemos que el respeto a la vida es un valor absoluto. Por tanto, no existe razón alguna que justifique este execrable crimen cometido por las FARC-EP. Así que expresamos a las partes en conflicto, la necesidad apremiante de una búsqueda hacia una solución pacífica al conflicto armado que asegure una paz sostenible y duradera para Colombia.

Corporación para el desarrollo del Oriente
Compromiso.


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Jorge Velosa. El canto popular


Entre coplas cuentos y notas de humor, el maestro Jorge Velosa deleitó con su ingenio y sabiduría, a líderes de organizaciones sociales, campesinos y habitantes del barrio La Joya en el II Festival Campo - Ciudad  realizado en Bucaramanga del 18 al 20 de Diciembre.

Este encuentro que contó con variada programación, fue una de las expresiones culturales que entre color alegría y esperanzas vienen realizando diferentes organizaciones sociales en todo el territorio nacional para expresar las diferentes problemáticas que están afectando a campesinos y pobladores urbanos en diferentes aspectos socioeconómicos.


Se encontraron en este festival campo  ciudad,  todas las organizaciones que trabajan en la Red Agroalimentaria, en la Mesa Ambiental, en el Comité de Defensa del Paramo de Santurban, liderados por Fundaexpresion, Censat, Compromiso, La Escuela Agrocoecológica, La Casa Cultural El Solar y el Consejo Comunal del Barrio La Joya. Participaron la delegación de ACIN del Cauca y la delegación de la Red Juvenil de Medellín y ASOPROA  de Oriente Antioqueño. Llegaron delegaciones de otros tres pueblos indígenas de Colombia, campesinos y campesinas de todas las Provincias de Santander y de diferentes rincones del país, ambientalistas y universidades de toda Colombia. También se contó con  visitantes de Costa Rica y Venezuela.

Problemáticas analizadas en este festival.

La política minera y energética.
La política minera y energética impulsada por los últimos gobiernos potencia un modelo extractivo que implica un cambio drástico en el uso del suelo y que choca con los planes de vida de comunidades indígenas, campesinos, pescadores y afrodescendientes que ancestralmente han habitado y conservado el equilibrio en sus territorios, poniendo en riesgo la sobrevivencia de diversas especies, la disponibilidad de agua para consumo humano, las formas de vida y sobrevivencia de comunidades urbanas y rurales.

Es así como diversos proyectos de gran envergadura como represas, plantaciones para
agrocombustibles, explotaciones mineras, intensificación de la actividad petrolera, construcción y ampliación de puertos, vías y proyectos de interconexión eléctrica entre otros, se encuentran en curso y planeación, o ya han sido construidos, en el marco de una la política orientada por los lineamientos de la Banca Internacional, bajo el supuesto de garantizar el crecimiento económico y demanda de materiales y energía que el país requiere en el corto y mediano plazo, pero que no corresponden a los intereses ni necesidades de los pueblos afectadas por tales emprendimientos.


 
En general, los megaproyectos minero-energéticos causan más impactos negativos que beneficios. En Colombia miles de personas son víctimas directas del desarrollo al ser desplazadas forzosamente e involuntariamente, al tiempo que se degrada el ambiente, la cultura y tradición de diversos pueblos, agudizando la problemática socioambiental en todo el país; el modelo adoptado atenta contra la identidad y formas de vida de los pueblos y comunidades que habitan el territorio colombiano, factor preponderante en la agudización de la desigualdad.

 
Por tanto, frente a este escenario, el Movimiento Colombiano en Defensa de los
Territorios y Afectados por Represas “Ríos Vivos” convoca a los diversos sectores de la sociedad a confluir en el espacio denominado Panel Nacional Itinerante Política
Minero-Energética y sus Conflictos en Colombia en busca de socializar estudios e investigaciones, debatir posturas, y analizar soluciones y alternativas con relación a la manera de ocupación de los territorios en torno a los proyectos mineros y energéticos.


 
Mi vereda parece un pesebre
hay casitas en todo lugar,
allá’rriba vive mi abuelita
y por all’abajo vive don Pascual.
Hay Rodríguez, Buitragos, Guerreros,
Ruices, Castellanos, Torres por doquier
y Marías, Auroras, Carmelas
y otros cuantos lindos nombres de mujer.
ESTRIBILLO
Y de arriba’abajo, la abraza un camino
por el que pasamos, to’los campesinos,
lleno’e florecitas de mucho color
y’onde yo me pongo mis citas de amor.
En los montes, potreros, quebradas
mil conversas se dejan oír,
por allá una mirlita se anuncia
y un mirlo en su canto le dice que sí,
Hablan toros, ovejas, marranos,
burros, vacas, bueyes y ahora en el corral,
un gallito corre a su gallina
pero ella no quiere dejase alcanzar.
ESTRIBILLO
A pesar del machete y el hacha,
todavía se pueden mirar
arrayanes, alisos y robles
y tal cual bonito palo’e guayacán,
encenillos, ayuelos, mortiños,
helechos, laureles y hasta pa’jugar
pu’ai se topan pepitas de chocho
de santamaría y turras de ocal.
Mi vereda parece ir de fiesta,
su vestido está lleno de luz,
de luz verde, amarilla, violeta,
y en veces rojita, y en veces azul,
porque el trigo, el maicito, la papa,
el fríjol, la alverja y los rayos del sol
van tejiendo velas de colores,
de las mesmiticas que luce mi amor.

Porque soy un campesino
hay gente que me desprecia,
no hagan eso conmigo
que me llena de tristeza.
Por bendición o castigo
somos de la misma tierra.
Hay pela’os que en los colegios,
no me miran como humano,
pa’algunos los menos, menos,
soy un pobre campechano,
pero aunque nos distanciemos,
yo también soy colombiano.
Hay otros que gozan mucho,
con mi vestir y mi atuendo,
pero yo les disimulo,
me hago el que no les entiendo,
por eso me llaman bruto,
por la nobleza que tengo.
Espero que la palabra
campesino no la pongan,
pa’ tratar a otros por menos,
si también somos personas,
que con orgullo traemos
la legumbre pa’ que coman.
Campesino por herencia
y esto a mi no me acompleja,
quisiera que fuera un canto,
pero es una moraleja,
que aunque traiga ruana e’ lana,
mi mamá no es una oveja.
Y ya para despedirme
de toditos mis hermanos,
no sin antes decirles
que nosotros respetamos
y como somos humildes,
humillados disfrutamos.



lunes, 21 de noviembre de 2011

LAS PLATAFORMAS COLOMBIANAS DE DERECHOS HUMANOS Y PAZ RESPALDAN AL COLECTIVO DE ABOGADOS JOSÉ ALVEAR RESTREPO


MAS DE 800 ORGANIZACIONES SOCIALES Y DE DERECHOS HUMANOS EXPRESAN SU RESPALDO AL CAJAR.
Bogotá, noviembre 16 de 2011

El país ha presenciado una sistemática campaña contra la Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo  en torno a su desempeño en el proceso por la Masacre de Mapiripán. En la labor de desprestigio han participado altos funcionarios del Estado, empezando por el Presidente de la República,  los medios de comunicación y voceros de corrientes de opinión  caracterizadas por su hostilidad a la causa de los derechos humanos. 
Las Plataformas Colombianas de Derechos Humanos y Paz reunidas en Bogotá, los días 9 y 10   de de noviembre del año en curso, declaran:
1.-  La reciente versión de una de las víctimas, que fue presentada por dependencias del Estado colombiano y reconocida como víctima por el Estado en las actuaciones judiciales por dicha Masacre, no puede significar atenuación de la gravedad de los crímenes cometidos  y muchísimo menos permite negar su ocurrencia.  El 24 de marzo de 2005, el Estado colombiano reconoció por escrito su responsabilidad y pidió perdón a las víctimas. Por lo que son verdad sabida y demostrada tanto la Masacre como la responsabilidad del Estado.
2.- Algunos medios de comunicación de manera ligera han pretendido extender un manto de sospecha  sobre el justo reclamo de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación y al derecho a ser representadas en los procesos judiciales por los hechos que las han afectado. Tal ligereza parece motivarse en el interés de asegurar impunidad a los perpetradores de crímenes contra los derechos fundamentales.
3.-  Teniendo en cuenta, como lo anota la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que “la reconstrucción de los hechos se basó principalmente en el acervo probatorio de la Fiscalía Nacional de Colombia y en la información y documentación oficial que el Gobierno colombiano aportó a los procesos internos y al proceso en el sistema interamericano de derechos humanos”, y que la determinación de las víctimas fue encomendada por la Corte Interamericana a la Fiscalía, son el Estado colombiano y más concretamente la Fiscalía General de la Nación los responsables del fraude procesal que se haya podido configurar.
4.-  Los recientes cuestionamientos al Sistema Interamericano de Derechos Humanos buscan privar a las víctimas del recurso extraordinario a una jurisdicción supranacional, cuando quiera que los Estados resultan incapaces de garantizar de manera eficaz los derechos de la ciudadanía. Las Plataformas reconocen en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos una conquista de nuestros pueblos por lo que se deben movilizar los recursos necesarios para procurar que persista como instrumento eficiente para la realización del valor supremo de la justicia.
5.-  Las Plataformas de Derechos Humanos y Paz expresan su solidaridad al Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo. Conocedores de su trayectoria, su ética, su profesionalismo y su entrega sin reservas a la causa de los derechos humanos y de sus éxitos en la lucha contra la impunidad,  asumimos que esta campaña de desprestigio se inspira en un afán de vindicta de parte de quienes son responsables de crímenes como la Masacre de Mapiripán y procuran eludir el consecuente castigo.
6.- Las Plataformas de Derechos Humanos y Paz demandan  de las altas autoridades del Estado colombiano garantías para el ejercicio de la defensa de los derechos humanos y una investigación rigurosa de los hechos que originan el debate que centra la atención de la ciudadanía y su correspondiente divulgación a la opinión pública nacional e internacional.
7-. Las Plataformas de Derechos Humanos y Paz están persuadidas de que el escándalo que se ha promovido de manera deliberada, que impide escuchar razones y argumentos y que no elude asignar culpas de manera apresurada, no logrará debilitar el compromiso de las abogadas y los abogados que integran el Colectivo José Alvear Restrepo y por el contrario se constituye en un estímulo para profundizar su lucha por la justicia. 

Alianza de Organizaciones Sociales y Afines 
Asamblea Permanente de la Sociedad Civil por la Paz 
Coordinación Colombia Europa Estados Unidos
Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo

Declaración de apoyo y solidaridad de  la corporación Compromiso.  La Corporación Compromiso  respalda y se suma a las voces de solidaridad que desde  Las Plataformas de Derechos Humanos y Paz expresan al COLECTIVO DE ABOGADOS JOSÉ ALVEAR RESTREPO en relación a la  sistemática campaña en torno a su desempeño en el proceso por la Masacre de Mapiripán.

Se demanda   de las altas autoridades del Estado colombiano garantías para el ejercicio de la defensa de los derechos humanos y una investigación rigurosa de los hechos que originan el debate que centra la atención de la ciudadanía y su correspondiente divulgación a la opinión pública nacional e internacional.